Formas de ahorrar energía eléctrica en casa usando aire acondicionado

Cuando hablamos de conservación de la energía nos referimos a disminuir su uso y, cuando mencionamos eficiencia energética, pensamos en usarla de forma más productiva. Eficiencia no es disminuir nuestras comodidades diarias, sino usar la energía de una forma más productiva para obtener más.

Apagar la luz antes de salir o vigilar los escapes de agua son medidas relacionadas con la conservación, sin embargo, la eficiencia puede incluir una inversión que a la larga valdrá la pena. Apagar las luces no nos cuesta, pero comprar nuevas ampolletas LED, sí: son más caras que las tradicionales, pero duran más y son más productivas en su consumo. Una evaluación profesional de eficiencia energética puede ofrecer el panorama completo del consumo de energía de un hogar y es una de las medidas más aconsejables.

Las auditorías son prácticas comunes, ya sea en hogares o en edificios de oficina: un especialista viene, examina el lugar, equipo y sus características para conocer qué podría mejorarse para hacer más eficiente el espacio.

Las recomendaciones pueden ir desde el uso de tecnología solar, que ayuda a reducir la cuenta mensual de energía al generar electricidad renovable, lo cual a su vez ayuda a reducir el impacto ecológico y a aumentar el valor de reventa de la casa; hasta adquirir electrodomésticos y equipos de bajo consumo energético.

Luis Sanhueza, Services Coordinator de Daikin Airconditioning Chile, afirma que “no podemos comparar una unidad antigua de aire acondicionado con una moderna. La tecnología ofrece a los consumidores la posibilidad de ser más eficientes. Un equipo Daikin de hoy es capaz de ajustar automáticamente su potencia de enfriamiento y redirigir el flujo de aire mediante la detección de la carga de calor del área de la habitación a través de su sensor inteligente. De esta forma se minimiza el consumo de energía. Mientras, su compresor Inverter ajusta la velocidad del motor aumentándola o reduciéndola para que funcione de manera continua y con más eficiencia a largo plazo”.

“Manteniendo un ritmo uniforme, la tecnología Inverter de Daikin reduce el consumo en un 30% si se compara con los de apagado/encendido tradicionales”, agrega el ejecutivo.

Cada vez más y más personas entienden lo que implica un hogar eficiente y cómo la tecnología puede ayudarlos. De hecho, el sector del hogar inteligente va a ser uno de los mercados emergentes en los próximos cinco años. Según la firma investigadora del mercado Markets and Markets, la cuota de mercado del hogar conectado a nivel global va a crecer considerablemente pasando de los 77.000 millones de dólares actuales, hasta alcanzar más de 150.000 millones para 2024, lo que representa un crecimiento de más del 12% en apenas un lustro y también hogares más eficientes en la medida en que puedan controlar su consumo.

Sin duda alguna, el concepto de eficiencia energética mueve a un gran mercado en el mundo y tiene un potencial cercano a los US$200 millones anuales dentro de Chile, según un estudio de Fundación Chile y PRIEN de la Universidad de Chile.

El Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente divide los beneficios que se obtienen de ella en ambientales, teniendo en cuenta que si se logra la eficiencia energética y el mundo opta por energías limpias, se evitarían 24 gigatoneladas de carbono al 2030. Por otro lado también tiene beneficios económicos, ya que al usar mejor la energía, se reducen los costos asociados al consumo energético; y sociales, ya que al ser más eficientes y gastar menos dinero en el consumo de energía, aumenta la calidad de vida de las personas. Definitivamente, la eficiencia energética es la fuente de energía más importante del futuro y optar por ella es responsabilidad de todos.