Daikin y el confinamiento: ¿Cómo afecta a los niños la calidad del aire interior?

Estudian, juegan, hablan con sus amigos, comen y ven películas en casa. Durante este periodo los niños están pasando más tiempo que nunca en el hogar. Teniendo en cuenta que son uno de los grupos más vulnerables a la calidad del aire interior, muchos padres se están preguntando cómo conseguir ambientes más saludables para sus hijos en lugares cerrados.

Se calcula que las enfermedades derivadas de la mala calidad ambiental inciden en el absentismo escolar al ser responsables de que los niños pierdan 1.7 millones de días de clases. En esta línea, estudios concluyen que optimizar la ventilación y reducir los niveles de CO2 mejora más de un 15% las capacidades de los estudiantes, aumentando su atención y concentración y disminuyendo el absentismo. Incluso, un aire interior de calidad en aquellos lugares donde los menores pasan más tiempo no solo supone beneficios para su salud y educación. Hay otros estudios que señalan que estos beneficios traerían consigo un aumento en el PIB de 300 mil millones de euros en los próximos 40 años, para el caso de Europa.

Ten en cuenta que cada día respiramos alrededor de 8 mil litros de aire en unas 21 mil inhalaciones en promedio. Por lo tanto, una mala calidad del aire supone un grave problema, mucho más cuando una gran cantidad de niños vive en casas en las que la ventilación es inadecuada. Para empezar, esto puede ocasionar problemas de salud como asma, alergia o dermatitis y afectar también al sueño y la capacidad de concentración de los niños.

Los expertos de Daikin, líder en climatización, te recuerdan algunas de las claves para mantener la calidad del aire dentro de los espacios interiores. En primer lugar, presta atención a la ventilación: es importante abrir puertas y ventanas durante unos minutos al día para airear todos los lugares de la casa. Además, es importante que te asegures de que dispones de algún equipo con un buen sistema de filtrado: los filtros integrados en los equipos de climatización o purificación se encargan de reducir las partículas contaminantes suspendidas en el ambiente y, de esta forma, mejoran la calidad del aire que se respira en espacios interiores.

Otros factores claves son mantener una temperatura adecuada en el interior de la vivienda, controlar el nivel de humedad y mantener el buen funcionamiento de los equipos. Además, es importante evitar la utilización de químicos y tóxicos durante este período en casa y no olvidar que los agentes contaminantes también están en el interior de la vivienda, aunque algunos de los contaminantes del aire interior proceden del exterior. Al mismo tiempo, recuerda vigilar el humo al cocinar y extremar las medidas de higiene en la vivienda.