Aún hay que cuidarse: cómo mantener tu smartphone desinfectado

Ha comenzado el proceso de desconfinamiento en diferentes comunas y regiones del país, y con ello, el mayor contacto con otras personas. Ya sea en la calle, en el transporte público, en el espacio de trabajo o cualquier otro lugar. Independientemente de la mayor libertad que tenemos, no se debe disminuir las acciones de prevención. El distanciamiento social, el uso de mascarilla y el constante lavado de manos siguen siendo elementales para disminuir la tasa de contagio.

De hecho, un hábito importante que puede ser de ayuda, es mantener nuestro smartphone desinfectado. Al estar en constante contacto con nuestras manos, se vuelve en una potencial fuente de bacterias. Un informe de la plataforma de estudios de mercado norteamericana, Dscout, estableció que cada persona tiende a tocar su celular cerca de 2.600 veces al día. Asimismo, un estudio realizado por la Universidad de Arizona, Estados Unidos, declaró que un smartphone tiene, en promedio, 10 veces más bacterias que un inodoro.

“Al realizar todas sus funciones con nuestros dedos y manos en todo tipo de ambientes, requiere de un mayor cuidado. Desde un principio, las autoridades realizaron un llamado a tomar las respectivas precauciones, y este mensaje no ha cambiado. Incluso ahora, que contamos con más instancias para compartir espacios con más personas. Además, hay que considerar que nuestro Smartphone se ha vuelto una extensión más, y es por ese mismo motivo que, en este contexto, se requiere del mismo tratamiento que le damos a nuestras manos. Por lo mismo, al lavado frecuente lavado de manos o uso de alcohol gel, también debemos incorporar otras precauciones de limpieza, como es el caso de nuestros Smartphones ”, explicó Marisabel Guerra, especialista en Dispositivos Móviles de LG Electronics.

Desinfectar un Smartphone, no es lo mismo que otras superficies, se requiere de un cuidado especial. Sin los materiales pertinentes, la extensión y los componentes de su pantalla puede dañarse. Se debe tener a mano las siguientes alternativas: un mondadientes, un cotonito de algodón, alcohol isopropílico, una toalla absorbente o un paño de microfibra. Una vez que tengamos todo esto, podemos empezar con la limpieza apagando el equipo celular. Si decidimos iniciar con la pantalla, es recomendable usar un paño de microfibra. Si no lo tenemos, idealmente que sea un paño limpio y suave para evitar dañar la pantalla. Las toallitas desinfectantes también son una buena opción.

En lo que respecta a las zonas más específicas como los bordes o ranuras, podemos utilizar un mondadientes. Se debe aplicar suavemente y sin presión en los lugares que la suciedad está visible. De esa forma, evitaremos dañar el puerto de carga o altavoces. Una vez hecho esto, podemos utilizar el cotonito de algodón para limpiar las esquinas y zonas de difícil acceso. También es importante evitar rociar de forma directa el líquido de limpieza en la pantalla de nuestro celular. Siempre debe realizarse por medio del paño o algodón, ya que pueden dañar el equipo.

“Mantener nuestro equipo limpio no solo ayuda a sus propietarios, sino que también con quienes los comparten. Pensemos que hoy muchos padres prestan sus Smartphones a sus hijos para que puedan jugar o consumir algún tipo de contenido. La lógica es la misma, al cuidarnos a nosotros también estamos haciendo algo similar con el resto”, agregó la Especialista en Dispositivos Móviles de LG Electronics.