Encuentra la temperatura ideal para tu hogar

Ahora que todos estamos más tiempo en casa, cuando la temperatura baja puede ser difícil mantenerse cómodo sin ajustar constantemente la temperatura ambiente. Si tienes aire acondicionado, el truco está en encontrar el balance perfecto, uno que te permita estar cómodo sin romper el presupuesto.

¿Existe un número mágico?

El consejo más común es que alrededor de 21-22 ° C es la temperatura ideal y más saludable para vivir en el interior durante todo el año. Sin embargo, esto variará de una persona a otra; es posible que se necesite un ambiente más cálido para los bebés, las personas mayores y los enfermos. Otras personas parecen tener calor todo el tiempo y encuentran que las temperaturas «normales» son demasiado altas.

Por lo tanto, al calcular la temperatura «ideal», la primera pregunta que debes hacerte es qué tan cálido debe ser tu hogar. Para eso comienza teniendo una discusión con los demás que viven bajo el mismo techo y traten de encontrar un término medio que se adapte a todos.

¿Y si hace demasiado calor?

El entorno en el que vivimos tiene un impacto directo en nuestro bienestar, y cuando hace demasiado calor, a menudo nos resulta más difícil dormir. Los niños son especialmente sensibles a la temperatura ambiente, y para algunos, una casa demasiado calurosa (y por defecto, demasiado seca) provocará dificultades respiratorias, con el peligro de que aparezcan problemas respiratorios más graves.

Las personas mayores también tienen más probabilidades de sufrir en una habitación demasiado calurosa, y se cree que el sobrecalentamiento por la noche es un factor que contribuye a problemas graves como ataques cardíacos, accidentes cerebrovasculares y asma.

El sobrecalentamiento también tiene obvias implicaciones en los costos, incluso para aquellos que no están preocupados por el dinero.

¿Y si hace demasiado frío?

Un ambiente demasiado frío también puede dificultar el sueño y la concentración en el estudio o el trabajo. Si vives con alguien que es estudiante o trabaja desde casa, esto es algo para tener en cuenta. Además, puede provocar dolor muscular y cansancio, ya que el cuerpo no puede relajarse cuando se tensa constantemente para combatir el frío. El apetito también aumenta con el clima frío, por lo que podemos comer en exceso cuando intentamos mantenernos calientes.

¿Cómo lo hacemos bien?

Como comentamos antes, la temperatura «adecuada» dependerá de tu hogar. Tener instalado un aire acondicionado de buena calidad es un buen comienzo. “Un aire acondicionado de ciclo inverso también se conoce como «bomba de calor». Simplemente extrae el calor del aire exterior y lo transfiere al interior con un refrigerante para calentar (o enfriar) el aire antes de distribuirlo por la habitación. Las bombas de calor son una forma eficaz de mantener caliente tu hogar durante el invierno”, explica Daikin.  Además del aire acondicionado, Daikin recomienda proteger tu hogar de corrientes de aire, revisar su aislamiento y configurar tu termostato de manera correcta.

Recuerda, no puedes controlar las estaciones, pero puedes controlar la comodidad de tu hogar.