Día Mundial del vegetarianismo: Aprovechemos frutas y verduras al máximo

Desde que en 1977 la Sociedad Vegetariana de Estados Unidos decidiera conmemorar cada 1 de octubre el Día Mundial del Vegetarianismo y que, un año después, la Unión Vegetariana Internacional lo ratificara, esta fecha quedó como un día de celebración para todos quienes han decidido dejar de consumir animales como parte de su dieta.

Cada año son más quienes se suman a este estilo de vida, lo que hace más importante destacar la masiva cantidad de alimentos, sobre todo frutas y verduras, que se pierden cada año. Esta cifra llega a un alarmante 45%, que incide directamente en la crisis mundial alimentaria en una población que crece a un ritmo constante.

Por esta razón, FoodSaver® y su tecnología de sellado al vacío quieren demostrar que es posible aprovechar estos alimentos al máximo y minimizar la cantidad de este tipo de productos que terminan en nuestros basureros.

  • Caldo de verdura casero:

En vez de comprar los clásicos cubitos de caldo de verdura, puedes crear el propio fácilmente en casa. En vez de desechar los restos de verduras, como tallos de zanahorias y apio, cáscaras de cebolla, hierbas y otros, guárdalas en un contenedor al vacío con FoodSaver®. Una vez juntes suficientes, es tan simple como hervirlos en agua y posteriormente colarlo. Puedes utilizarlo inmediatamente para cualquier receta o congelarlo al vacío en porciones para utilizarlo cuando quieras. 

  • Utiliza cada parte de las verduras:

Es posible utilizar mucho más de cada verdura de lo que generalmente lo hacemos. Por ejemplo, la cáscara de papa puede aderezarse y hornearse y obtener como resultado un exquisito snack. Los plátanos muy maduros, que rara vez son consumidos, pueden ser utilizados como base de smoothies o incluso para un queque. Así mismo, muchos tallos verdes que generalmente se desechan inmediatamente, como los de betarraga, pueden ser aprovechados al vapor o salteadas; lo mismo con los tallos de brócoli, que en rodajas pueden transformar una ensalada o sopa.

  • Comienza a juntar Compost:

Una de las opciones más simples es comenzar un compost. Se trata simplemente de un basurero utilizado exclusivamente para restos orgánicos. Cáscaras de frutas, restos de verduras, incluso cáscaras de huevo se juntan para luego ser procesadas y convertidas en abono.

  • Crea un huerto en casa:

Existen diversas maneras de comenzar un huerto en casa, incluso en el balcón de un departamento sin comprar semillas ni gastar de más. Una base de tallo da apio puede ser guardada en un contenedor con agua para luego ser transplantada. Lo mismo con un cuesco de palta o plantando en un poco de tierra semillas de frutilla. Las opciones son prácticamente ilimitadas.

  • Sellar al vacío con FoodSaver®: Es posible almacenar diversas verduras por hasta 3 meses y utilizar cuando más lo prefieras gracias a la tecnología de sellado al vacío de FoodSaver®. Lo ideal es lavarlos, pelarlos y porcionarlos, de manera que sea posible descongelar solo lo necesario. En casos como los de la zanahoria y el zapallo es posible congelarlos pre-cocinados, lo que permite mantener sus nutrientes. Además, podrás organizar de la mejor manera próximas comidas.

Siguiendo estos simples consejos es posible contribuir un grano de arena en contra del desperdicio de frutas y verduras, al mismo tiempo que ayudas a tu bolsillo. Como puntos extra lograrás planificar fácilmente las comidas, sin complicaciones ni perder el tiempo e incluso tener un patio o plantas más saludables.