Utilizar cristales progresivos permite una visión renovada

Una de las condiciones visuales más comunes a partir del avance de la edad es la presbicia, para la cual GMO tiene opciones de cristales progresivos fabricados con la Tecnología Digital Free Form. La presbicia o “vista cansada” es un defecto que se debe a la pérdida de elasticidad del cristalino en el ojo, por el cual permite enfocar las imágenes a diferentes distancias.

Esta condición visual se da con mayor frecuencia a partir de los 40 años y empeora hasta los 65 años, es por esto que GMO recomienda monitorear una vez al año con un oftalmólogo, aunque no exista ninguna dificultad visual. Se recomienda para prevenir daños severos provocados por el paso de los años.

Especialistas de GMO recomiendan optar por anteojos con cristales progresivos porque su estructura de lente cuenta con 3 campos de visión. En la parte superior, se puede encontrar la zona que permite “ver de lejos”. En el centro, contamos con una visión intermedia y finalmente un campo para la “visión” de cerca en la parte inferior.

“En GMO nosotros disponemos de expertos capacitados para entregarte información sobre qué cristal es el más óptimo dependiendo de las necesidades específicas de cada cliente. Asesoramos de principio a fin, revisando y entendiendo las necesidades de visión, actividades y preferencias de cada persona. Además, de entregar indicaciones sobre qué tipo de armazón es el ideal dependiendo de la fisonomía de cada usuario”, explica Isis Castillo, Trainer de la Universidad Luxottica de GMO.

Este tipo de cristal permite al usuario ver a todas las distancias sólo con dirigir la mirada,

encontrando los diferentes ajustes a su visión en un mismo cristal con divisiones prácticamente imperceptibles. Además, están elaborados con la Tecnología Digital Free Form, donde se trabaja punto por punto, de manera milimétrica, entregando una visión más nítida, con alto contraste y excelente resolución, logrando que el tiempo de adaptación sea fácil y rápido, sin ningún tipo de incomodidad. Este tipo de tecnología permite satisfacer diferentes necesidades visuales.

Con los cristales progresivos no existe salto de imagen como en el cristal bifocal, permitiendo una visión continua, lo que permite el uso de un solo armazón y no de dos como normalmente la mayoría de las personas lo usan.

Al principio utilizar tipo de anteojos suele desorientar un poco, esto es totalmente normal. Por eso mismo, GMO recomienda que para ver de lejos hay que mantener los ojos centrados y mover la cabeza en la dirección que se quiere ver y enfocar en la parte superior de los cristales. Esto porque el cerebro toma tiempo para adaptarse.

GMO invita a todas las personas a asesorarse con especialistas en salud visual, ya que antes de elegir qué tecnología es la adecuada, lo primero es identificar cuáles son las necesidades de visión, actividades y preferencias para luego trabajar con un cristal óptimo que permita corregir las distintas dificultades que se van presentando. Además, las tiendas cuentan con un servicio de agendamiento que permite obtener asesorías, atención con un optómetra y un contactólogo.

Además, en su compromiso de preocuparse por la salud visual de sus clientes, GMO dispone nuevas modalidades que permitirán agendar atención y asesorías personalizadas a aquellas personas que ya cuenten con su receta dictada por un oftalmólogo.

Los clientes que necesiten agendar una hora para ser atendidos de forma personalizada pueden hacerlo a través de la web gmo.cl/agendamiento-cita o llamando al 600 822 02 00. Donde tendrán que indicar, región, tienda favorita y seleccionar el tipo de servicio. Al final, les llegará un mail con el código de reserva para poder asistir.